05 septiembre, 2011

Al consumidor español se le atragantan las aceitunas

Las aceitunas ya no son lo que eran en los aperitivos de los españoles. Han dejado de ser el acompañamiento imprescindible con la cañita en el bar o en las reuniones en casa con amigos, aunque tampoco se han excluido de nuestra dieta.

El consumo nacional de Aceitunas de Mesa en España descendió en 2010 levemente, situándose en 132.000 toneladas, y la tendencia parece haber continuado este año, según las cifras publicadas en un estudio del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural.
De este estudio se concluye que en España el consumo interno tanto en hogares como en hostelería y restauración desciende paulatinamente desde 2008, con una estimación de mayor caída si cabe para el periodo 2010/2011, alrededor de un 17%.

El consumo de los hogares representa el 78,5%; el 21,5% restante corresponde a bares y restaurantes.

Las causas que se apuntan son fundamentalmente dos: la crisis económica en primer lugar, ya que las aceitunas o los aperitivos son prescindibles a la hora de hacer ajustes en la cesta de la compra y, por otro lado, la diversificación de este tipo de productos para 'picar', con la competencia de otros más baratos y que agradan a toda la familia o grupo.
Aún más, hay una creencia popular de que las aceitunas engordan -como si no lo hicieran los cacahuetes o las patatas fritas-, por lo que aún se puede recordar el anuncio que hace un año Interaceituna, interprofesional de la aceituna de mesa, lanzó en televisión recomendando "siete aceitunas al día". Un anuncio controvertido por su factura y lo poco claro que quedaban los motivos del mensaje.

Profundizando en los gustos de los consumidores también se ha podido conocer que las aceitunas rellenas son las preferidas por los españoles, ya que el 43% de las aceitunas que consumen los hogares nacionales son de este tipo. A las aceitunas rellenas les siguen las que tienen hueso, elegidas por un 20,6% de los 6.725.000 hogares compradores y las sin hueso, preferidas por un 13,8%. El 22,1% de los consumidores se decanta por otros tipos de aceitunas.
sigue:elmundo.es