20 noviembre, 2008

II Congreso Internacional sobre Aceite de Oliva y Salud

El Premio Nobel de Medicina en 2007, Oliver Smithies, inaugurará hoy en Córdoba el II Congreso Internacional sobre Aceite de Oliva y Salud, CIAS 2008, donde compartirá con científicos de todo el mundo los últimos avances que ha conseguido con sus investigaciones en genética y enfermedades cardiovasculares.

Según informó la organización del Congreso, Oliver Smithies es considerado el padre de la tecnología 'knockout', que ha permitido desactivar, a elección de los científicos, diversos genes en ratones y avanzar en el conocimiento de varias enfermedades humanas. En la actualidad, Smithies está centrado en el estudio de la hipertensión y otras enfermedades de la sangre.

La conferencia del Premio Nobel abrirá en el Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO) el citado CIAS 2008, que reunirá a científicos de todo el mundo, hasta el próximo sábado en Córdoba y Jaén, para dar a conocer los últimos avances en la investigación mundial sobre aceite de oliva y salud. A partir del día 21, el Congreso se traslada a Jaén, donde se celebrarán el resto de conferencias y sesiones en el Recinto Ferial Ifeja.

Organizado por la Fundación Centro de Excelencia en Investigación sobre Aceite de Oliva y Salud (CEAS) y de la mano de instituciones que la integran, las diputaciones de Córdoba y Jaén y la Consejería de Salud, el Congreso, según explicaron ya el director científico y los coordinadores del mismo, los doctores López Miranda, y Pérez-Giménez y López Segura, respectivamente, el objetivo fundamental del cónclave es la puesta en común y el debate sobre las últimas experiencias e investigaciones abiertas en relación con los beneficios que para la salud tiene la ingesta del aceite de oliva, en el marco de la denominada dieta mediterránea.

Especialmente significativo, a cargo de expertos internacionales en la materia, llegados de diversos países europeos para tomar parte en las mesas redondas y ponencias, será el análisis del llamado síndrome metabólico, que, según detalló el doctor López Segura, investigador de la Unidad de Lípidos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, "afecta ya a entre el 20 y 30 por ciento de la población adulta en los países desarrollados".

Dicho síndrome, cuya expresión exterior es el exceso de grasa abdominal, "determina entre quienes lo padecen una mayor predisposición" para llegar a padecer diabetes, tensión alta, artereoesclerosis y "propensión al infarto y la trombosis cerebral", teniendo su origen todo ello, no tanto en los genes del individuo, sino "en la falta de ejercicio, pero, sobre todo, en una mala dieta, que viene determinada por el exceso de comida que caracteriza a los países desarrollados", según detalló López Segura, quien explicó que tal situación puede prevenirse y también corregirse con la dieta mediterránea, en la que siempre está presente el aceite de oliva.

Cómo conseguir calidad de vida, es decir, cómo tener buena salud durante el envejecimiento, e incluso cómo combatir los factores que provocan el propio envejecimiento (la paulatina inflamación de los órganos), serán cuestiones que también se traten en el congreso, en este caso en una mesa redonda coordinada por el doctor Pérez-Giménez, igualmente investigador de la citada Unidad de Lípidos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

De igual forma, según subrayó el director científico del congreso, el doctor López Miranda, se tratará también la incidencia positiva del aceite de oliva en la reducción de los factores de riesgo que dan lugar a enfermedades cardiovasculares, su relación con la prevención del cáncer, junto con otros efectos saludables que, como ya se ha demostrado científicamente, tienen los componentes únicos del aceite de oliva.

A ello se refirió ya también, por su parte, el presidente de la Diputación cordobesa, Francisco Pulido, en cuanto a que tales características saludables "ayudan al reto que supone la introducción del aceite de oliva en mercados internacionales, en competencia con otras grasas vegetales, pero que no puede presentar el binomio de aceite-salud" que, en cambio, sí que es achacable al "oro líquido (aceite de oliva), que en la provincia de Córdoba significa empleo y desarrollo".

Pulido destacó igualmente "la importante y necesaria implicación institucional" en el apoyo a la investigación en torno a los efectos saludables que tiene el consumo de aceite de oliva, en el marco de un compromiso que, en el caso de la Diputación cordobesa, la ha llevado a presidir la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) y a integrarse en la Fundación CEAS, "configurado una estructura en red, cuyo objetivo es, precisamente, impulsar proyectos científicos sobre los beneficios que reporta el consumo de aceite de oliva al organismo".
Fuente:europapress.es